Vettel toca fondo en Ferrari
Vettel toca fondo en Ferrari

Redacción

Es difícil que se sostenga durante más tiempo la situación de Sebastian Vettel en Ferrari. El SF1000 no es un gran monoplaza, pero Charles Leclerc ha acabado en el top-4 tres de las cinco carreras completadas en 2020 mientras el alemán vaga lejos del podio, incluso fuera de los puntos. En Silverstone se acentuó esa diferencia, el trompo del tetracampeón en la primera vuelta fue doloroso para él y para el muro y su posterior actuación tampoco arregló nada. Hay tensión, en las últimas horas se acentúan los reproches entre las dos partes incluso en público, por la radio o ante los medios de comunicación. Necesitan cambios antes de entrar en punto de no retorno.

Vettel culpa a la estrategia: «Dijimos que no tendría sentido parar para salir en tráfico, y fue exactamente lo que hicimos. Di diez vueltas con las duras y 20 con las medias, así que al final me quedé sin neumáticos». Y Binotto apunta a lo evidente: «A partir del trompo, su carrera fue cuesta arriba. Y no sacrificamos a Vettel en la estrategia (para favorecer a Leclerc cuando se iban a encontrar en la pista)». El de Heppenheim se explica: «Tuve una salida muy buena y quería evitar problemas. Fui por el interior, primero pensé que alguien me había tocado pero creo que me sorprendió el efecto del piano y perdí el control. Eso comprometió mi carrera, es la realidad».

«Mi ritmo fue el mismo en las dos carreras de Silverstone, no creo que hubiera ningún progreso. Las sensaciones eran algo mejores, pero el rendimiento era el mismo. No fui capaz de progresar en nada. Espero que en España tengamos una posición más normal, porque correr todo el rato en tráfico no ayuda. Soy optimista, intento dar todo lo que tengo. Tengo ganas de que llegue el GP de España y sinceramente espero un fin de semana normal», defiende Vettel. A su favor, que se ha llevado la peor parte de los problemas en el garaje durante las dos últimas semanas.

Seb toca fondo: «No creo que pueda ir peor». Es 13º del Mundial con apenas un sexto puesto como mejor resultado y 10 puntos por los 45 de Leclerc, el cuarto clasificado. Y es difícil retomar el control en una escudería que no cuenta con él para el futuro y que aprecia, sin encontrar soluciones, cómo uno de los pilotos rinde mucho mejor que el otro.

Deja una respuesta

Cerrar menú