Tengo un teclado mecánico y no lo cambiaría por nada
Tengo un teclado mecánico y no lo cambiaría por nada

Tecnología

Taka – taka – taka – taka… ese sonido tan característico – unas veces hipnótico, otras insoportable – del teclado mecánico en contacto con nuestros dedos. Pero hay algo más allá de ese ruido que hace que muchos prefieran los teclados mecánicos sobre los de membrana, a pesar de que en general su precio es más elevado. Hemos charlado con algunos usuarios de teclados mecánicos y estas son sus razones para elegirlos.


Santi Castelo

Santi

El caso de Santi Castelo es bastante particular. En menos de un lustro ha pasado de usar un teclado de membrana a sucumbir al mundo de los teclados mecánicos de tal manera que ahora compagina su trabajo de diseño de maquinaria industrial con su fabricación a medida:

«Yo empecé en este mundillo en 2015. Con cierta reticencia, ya que al igual que mucha gente estaba acostumbrado a usar los teclados normales que usa casi todo el mundo, especialmente los planos tipo portátil y diversos modelos de membrana. De los mecánicos me echaba para atrás que parecían menos ergonómicos y en general no tenían apenas extras (teclas multimedia, etc). Pero finalmente decidí comprarme un Ducky Shine 5 con switches Cherry Brown, y a partir de ahí, en fin, esto se ha convertido en un pozo sin fondo de tiempo y dinero.

Ducky Teclado Ducky Shine 5

Al principio estaba muy contento con el Ducky, pero claro, este mundillo de los teclados está bastante dominado por los fans de los teclados pequeños con menos teclas y por los teclados con distribución americana, así que me decidí a comprar un Varmilo VB-87MN sin teclado numérico, con distribución americana (ANSI) y con switches Gateron Brown, que por aquel entonces no me sonaban de nada.

Estaba bastante poco convencido de la compra, porque con él me salía totalmente de mi zona de confort, y si finalmente me gustaba significaba que me salía del mercado «normal» que uno puede adquirir en España. En fin, el Varmilo en cuestión cambió totalmente mi percepción de los teclados mecánicos. Todo me encantó: el tamaño más reducido, los switches resultaron ser mucho mejores que los Cherry y la distribución americana fue una revelación.

Varmi Teclado Varmilo VB-87MN

Cuando usas un teclado ANSI te das cuenta que todos los sistemas operativos, aplicaciones, lenguajes de programación, etc. están pensados para usar con teclados con distribución americana. Y usarlos para escribir en castellano es bastante sencillo, sólo tienes que acostumbrarte a algunos símbolos fuera de lugar y a poner la Ñ con alt gr+n, del resto es igual. (Aunque siempre tienes la opción de usarlos como si fuesen en castellano y que los símbolos que escriben no correspondan con los que vienen en las teclas, claro).

Pero lo más inesperado y que más me gustó es que la calidad de los switches y de los estabilizadores de las teclas grandes era muchísimo mejor que la de prácticamente cualquiera de los teclados normales que hay en el mercado (desde los cutres hasta Ducky, Corsair, etc). Ahí es cuando tan mundano como teclear se empieza a convertir en un placer, y donde empieza realmente el pozo sin fondo que es el mundillo de los teclados, ya que te empiezas a informar más sobre las docenas de switches y estabilizadores distintos que hay, y claro, intentas encontrar el santo grial de tu teclado perfecto.

Llegados a ese punto el mercado te ofrece muy pocas opciones. Hay algunas marcas como Varmilo, Leopold, Filco… que ofrecen teclados de muy alta calidad por 120-200 euros, pero apenas tienes opciones en cuanto a diseño y personalización. Y sin historias de teclas retroiluminadas, claro.

Si lo que quieres son teclados con teclas con iluminación RGB tienes que bajar un peldaño a teclados de menor calidad como Corsair, Ducky o algunos ya más difíciles de encontrar como el Glorious Gaming Modular, Anne Pro, Vortex, o bien los teclados de Drop (antes Massdrop), el Ctrl, Alt y Shift. Aunque estos últimos se merecen estar en un escalón un poco por encima de la competencia.

Así que la otra opción que hay si buscas algo más especial a medida de tus necesidades es entrar en el mundillo de los teclados custom. Este es el segundo gran obstáculo que hay, porque ya no solo supone un salto en cuanto a precios (250-500 euros), si no que también ya implica un conocimiento mucho mayor para saber exactamente lo que quieres, y por si fuera poco, tener que comprar todo en múltiples tiendas, la mayoría de ellas chinas, entre las que destaca sobre todo KBDFans.

Pero a cambio te llevas ya un teclado ya casi perfecto. Puedes escoger todo: carcasa de plástico o de aluminio en multitud de colores, diseños y formatos (60%, 65%, 75%, TKL, 1800/1900 y otros formatos «raros»), tipos de switches (incluidos algunos de boutique como los Zealios o los Holy Pandas, que cuestan prácticamente 1 euro/switch) y además casi todos ellos vienen con firmware QMK, que permite programar completamente el teclado al gusto de cada uno: cada tecla puede hacer lo que uno quiera, e incluso permite programar macros y funciones especiales directamente en el propio hardware.

Teclado Custom El teclado custom de Santi: carcas y placa KBD75 v2 con teclas láser y switches Zealios v2 62g

Este es el teclado que estoy usando ahora, está montado por mí. Es un KBD75 v2 (143,82 euros) de KBDFans, con teclas Laser GMK. Los switches son Zealios v2 62g, y no me gustan porque son demasiado táctiles… menos mal que tiene arreglo, solo tengo que desoldar todo y soldarle otros.»

Carlos Roberto Cabeio

Carlos

Carlos Roberto Cabeio es técnico de sistemas y trabaja en Webedia. Por su profesión, pasa mucho tiempo delante de la pantalla picando código.
Es un usuario convencido de los teclados mecánicos por una cuestión de practicidad, tanto en su uso como en el mantenimiento, como él mismo nos cuenta:

«Tengo un Tacens Mars Gaming MK4 con Switch Brown (32,99 euros). Elegí este tipo de switch por ser intermedio entre el azul y el rojo.

Me decanté por él sobre todo por dos motivos, precio, poco más de 30 euros y la posibilidad de elegir entre tipo de switch, blue, red o brown.

Tacens Tacens Mars Gaming MK4

En la oficina tenía ya uno mecánico, un teclado antiguo de Acer pero que funcionaba muy bien. Quería uno para casa por la velocidad de pulsación que me permitía escribir muy rápido y la verdad es que ha superado mis expectativas en este sentido.

De haber tenido más presupuesto hubiera buscado un teclado mecánico que me permitiera tenerlo retroiluminado en un solo color, no como ahora que es RBGB. Habría preferido también la distribución del teclado con la tecla intro clásica, y no este que tiene el tipo ANSI, con la tecla intro más pequeña y distribución en inglés, aunque viene serigrafiado para utilizar en español sin problemas. Quizás le añadiría un reposamuñecas para que tras varias horas usándolo no se resientan las manos.

Al principio el tema de las teclas sobreelevadas no acababa de convencerme. Tras el periodo de adaptación merece la pena este tipo de teclas elevadas por la facilidad de limpieza del teclado, que de otra manera acaba acumulando mucha porquería.

Como contra, es mucho más ruidoso que uno de membrana, por lo que yo que lo utilizo por la noche es un poco más escandaloso.»

Mars Gaming MK4B - Teclado gaming para PC (Retroiluminado 6 colores, anti-ghosting, 10 perfiles luz, 6 efectos luz, Iluminación lateral RGB flow, 16 teclas control funciones, USB, Switch AZUL), negro

Mars Gaming MK4B – Teclado gaming para PC (Retroiluminado 6 colores, anti-ghosting, 10 perfiles luz, 6 efectos luz, Iluminación lateral RGB flow, 16 teclas control funciones, USB, Switch AZUL), negro

John Tones

John

John Tones es uno de nuestros especialistas en cine, series y videojuegos. Escribe en Xataka, Espinof y Caninomag. Pasa bastante más de ocho horas escribiendo, tanto en su trabajo «normal» como en otras colaboraciones y proyectos personales. Esta fue su elección:

«Mi teclado es un Magicforce Smart (63,99 euros). Como no tenía necesidades técnicas excesivas, ya que no soy un gamer demasiado maniático en el ordenador, ni necesitaba demasiada versatilidad con la personalización.

Mis requerimientos eran sencillos: quería que tuviera un precio razonable y compatibilidad con las teclas de función de Mac. Así que este se adaptó bastante bien a mis necesidades mínimas.

Estoy muy contento con él porque las sensaciones a la hora de escribir que buscaba las cumple, y ya dudo que vuelva a un teclado de membrana.

For Teclado MagicSmart Force

Mi búsqueda de un teclado mecánico se debe a que me dedico a escribir no solo como trabajo, sino también por ocio, y me apetecía experimentar con algo así. No hay ninguna razón clara: hay una suma de nostalgia por los teclados de los microordenadores y primeros PCs con los que me crié y aprendí a teclear, es una sensación con la que me siento cómodo.

También hay algo psicológico que me ayuda a concentrarme, tanto con el ruido que hace como en el esfuerzo al pulsar las teclas y mover los dedos por encima del teclado. Hay algo de fisicidad en la tarea de escribir gracias al teclado mecánico que me agrada y me ayuda a pensar.

Qisan Teclado mecánico para Juegos Teclas PBT 69 Teclas Gateron Interruptor marrón Retroiluminado Blanco ES Disposición Teclado para Juegos-Blanco Gris Combo

Qisan Teclado mecánico para Juegos Teclas PBT 69 Teclas Gateron Interruptor marrón Retroiluminado Blanco ES Disposición Teclado para Juegos-Blanco Gris Combo

Yúbal Fernández

Yu

Yúbal Fernández, editor de Xataka, nos explica que aunque actualmente no usa su teclado por una cuestión de minimalismo, planea volver en cuanto dé con un modelo que se ajuste a sus necesidades:

«El teclado mecánico que tuve (y sigo conservando por si acaso) era un Ozone StrikePro (149 euros). Realmente, lo que me enamoró de este tipo de teclados era el tacto tan único y cómodo que ofrecían.

Es difícil de explicar, pero simplemente escribir con ellos es una experiencia totalmente diferente, aunque me gusta que sean silenciosos, el ruidito que hacen siempre te ayudan a escribir mejor. No sé, no es algo fácil de describir.

Los switches eran cherry rojo, que por aquel entonces eran los más silenciosos. Me gusta su tacto, pero no tanto el ruido que hacen con otros switches.

Otra cosa que aprecio de estos teclados es lo fácil que es desmontar las teclas, por lo que no hay ningún problema en dedicarle una o varias mañanas al año a ir limpiándolos. El peso también ayuda, ya que son teclados que no se mueven por error mientras los escribes.

Si ya no utilizo este tipo de teclados es más que nada por una cuestión práctica. Hace unos años decidí reducir al mínimo los cables que tengo en el escritorio, y me pasé a un Surface Keyboard con Bluetooth. Sus teclas tienen también un tacto y sonido agradables, pero claro, no son tan fáciles de quitar y limpiar.

En cualquier caso, sé perfectamente que en cuanto encuentre un teclado mecánico que se ajuste a lo que necesito ahora volveré a caer. En primer lugar, me gustaría que fuera inalámbrico para seguir prescindiendo de los cables.

No los uso para jugar, o sea que a cambio de no tener cables estoy dispuesto a sacrificar un conector USB del PC para un receptor, o a que sean bluetooth y haya alguna que otra vez cortes esporádicos. No me molestan demasiado.

También tengo ganas de probar los switches más silenciosos que han ido saliendo hasta ahora. También prefiero ese tipo de teclado mecánico que tiene los switches a la vista, esos que no tienen las teclas «metidas» en el cuerpo del teclado, algo que ayuda a que sean muchísimo más fáciles de limpiar. Echo de menos la sensación de escritura que tienen, o sea que estoy seguro de que volveré a ellos».

Ozone Strike Pro Spectra - OZSTKPROSPECTRASPRD - Teclado Gaming Switches Mecánicos, LED, Color Negro

Ozone Strike Pro Spectra – OZSTKPROSPECTRASPRD – Teclado Gaming Switches Mecánicos, LED, Color Negro

Santiago Campillo

Santiago

Santiago Campillo buscaba un teclado que satisficiera sus requerimientos tanto en su trabajo como divulgador científico en Xataka y Vitónica como para jugar. Tras investigar el mercado, dio con su candidato perfecto:

«Uso un teclado Strike Battle de Ozone (69,99 euros), aunque justo acabo de comprar un Strike de la misma marca. Ambos tienen un switch Cherry Mx red. El primero es más recogido y funcional, el segundo mucho más grande, con el teclado numérico secundario y todo y un montón de tonterías de color.

Lo importante para mi es el switch. Cuando comencé a escribir lo hacía con cualquier cosa que me caía entre las manos. He pasado por muchos teclados: membrana, híbridos, mecánicos de «marca blanca»… y al final decidí que, para mi, los Cherry MX y Kailh son los mejores.

Battle Teclado Ozone Strike Battle

¿Por qué? La sensación, sobre todo, pero también la fiabilidad a la hora de teclear y, como gamer que soy cuando me dejan, el tiempo de reacción.

También he probado con todo tipo de switches: azules, marrones, rojos… creo que los mejores para escribir son los marrones. Los azules son un poco escandalosos, aunque me gustan. Pero los rojos son los más equilibrados para mi gusto: muy sensibles a la hora de jugar y cómodos a la de escribir.

Los Strike son una serie muy económica para el acabado que tienen, pesado, de calidad y con funciones de sobra pero no excesivas. El software que incluyen es bastante tosco y poco útil, pero está ahí por si necesitas macros. Yo no lo uso. En general estoy contento con los modelos clásicos de teclados mecánicos.»

Ozone Strike Battle - OZSTRIKEBATTLERSPBN - Teclado Gaming, Color Negro

Ozone Strike Battle – OZSTRIKEBATTLERSPBN – Teclado Gaming, Color Negro

Miguel López

Miguel

Miguel López, editor de Applesfera y Xataka, además de formador de Apple, también cuenta con un teclado mecánico que usa en sus tareas como redactor:

«Tengo un teclado KBT Poker 2 desde hace casi seis años. No fue una elección mía, me lo regalaron, aunque sí que pude elegir que las teclas fueran Cherry MX Blue porque aunque sean las más ruidosas son las que más me recomendaron para la gente que se pasa horas escribiendo. Lo he usado durante una temporada larga, aunque el Magic Keyboard de Apple le hace una dura competencia.

Cuando lo uso valoro que los dedos no se me cansan aunque me pase más de 8 horas delante del ordenador, así que lo recomiendo para todos los que estén en mi misma situación de usar el teclado como herramienta de trabajo.

Poker KBT Poker 2

Eso sí, mejor con las teclas MX Brown, que son igual de eficientes pero menos ruidosas. Si algún día me compro otro elegiré que sea más compatible con macOS, ya que con mi iMac tengo que mapear algunas teclas del KBT Poker que está pensado para trabajar con Windows.

Puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas y novedades de Xataka Selección en nuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.


La noticia

Tengo un teclado mecánico y no lo cambiaría por nada

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Eva Rodríguez de Luis

.

Cerrar menú