Reacción insuficiente del Joventut
Reacción insuficiente del Joventut

Redacción

El Unicaja de Málaga sumó este martes su primer triunfo en el Top-16 de la Eurocopa tras superar, a base de trabajo y resistencia, a un Joventut de Badalona que, pese a su mal inicio y a llegar a perder por 22 puntos, nunca se rindió, llegó a soñar con la remontada en los minutos finales y acabó cayendo solo por seis puntos (90-84).

Desde el salto inicial, el equipo malagueño arrancó con una marcha más en su juego. Con Jaime Fernández como director de orquesta y Deon Thompson como ejecutor, el Unicaja se despegó fácilmente ante un rival que no veía aro y sufría atrás para frenar las acometidas de los de Luis Casimiro. El ala-pívot estadounidense del conjunto cajista ofreció su mejor versión, con 23 puntos -incluidos cuatro triples sin fallo-, cuatro rebotes y 27 de valoración y fue clave en el triunfo de los andaluces.

Las pérdidas de balón de los verdinegros, su escaso acierto exterior y los buenos porcentajes de los locales desde todas las posiciones se reflejaron en el marcador al final de un primer cuarto de claro color malagueño (22-12, min 10).

El segundo acto continuó en la misma tónica y en esta ocasión fueron Carlos Suárez y Darío Brizuela los hombres que sumaron canastas y pusieron con 14 puntos de ventaja al Unicaja a falta de cuatro minutos para el descanso (33-19).

Carles Durán no encontraba el sistema para penetrar la férrea defensa malacitana y las pérdidas de balón de sus hombres siguieron siendo su talón de Aquiles. Thompson se encargó de poner el punto y final de la primera mitad con un triplazo que levantó a la afición y fijó el 44-31 en el marcador que parecía encarrilar un triunfo cómodo para los cajistas.

Creer en la remontada

Salieron con más ímpetu de los vestuarios los verdinegros, que lograron recortar distancias y se metieron de lleno en el choque. Thompson seguía liderando a los suyos sobre la cancha y, aunque sobre la pista el dominio local parecía claro, los visitantes mantuvieron la tensión con un parcial de 2-11 a su favor y con un resultado de 66-54 para encarar los últimos diez minutos del encuentro. A ello contribuyó la gran actuación de Nenad Dimitrijevic, que aportó 16 puntos y cuatro asistencias y se echó el equipo a sus espaldas cuanto más lo necesitaba.

Arturs Zagars y Klemen Preplic llevaron el nerviosismo al Martín Carpena. La Penya se acercaba peligrosamente (66-58, min 31), aunque apareció entonces el francés Axel Toupane para calmar el ambiente con dos triples y volvió a poner a los suyos con un +15 a favor (73-58). Tampoco sería definitivo porque los de Carlos Durán volvían una y otra vez al juego y evitaban el despegue definitivo.

Ambos conjuntos cayeron en una dinámica de imprecisiones en la recta final. A los jugadores de Luis Casimiro se les fue apagando la luz y les entró el miedo en el cuerpo al ver a su rival cada vez más cerca aunque su tendencia durante toda la tarde y el control del juego con sus hombres ‘bajos’ les permitió mantener su ventaja hasta el pitido final y sumar su primer triunfo del Top-16 (90-84). 

Deja una respuesta

Cerrar menú