Qué hacer si ya no puedes pagar la renta debido a la contingencia por coronavirus
Qué hacer si ya no puedes pagar la renta debido a la contingencia por coronavirus
Ante los despidos o reducción de salarios, muchos mexicanos han presentado problemas para cubrir sus gastos (Foto: Archivo)

Las autoridades sanitarias han mencionado un sinfín de veces que la mejor medida contra la pandemia de coronavirus (COVID-19) es resguardarse en casa, por lo que muchos negocios y centros de trabajo no tuvieron más opción que bajar la cortina y despedir o reducir el salario de sus empleados durante la contingencia.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), del 13 de marzo al 6 de abril se perdieron 346,878 empleos en México. Esta falta de ingresos ha provocado que muchas personas tengan dificultades para poder cubrir sus gastos, entre ellos la renta de sus viviendas.

En caso de llegar a esta situación, existen opciones para llegar a un acuerdo con el casero y evitar ser desalojados o tener que buscar un nuevo espacio dónde vivir en medio de la cuarentena.

“En las últimas semanas, hemos recibido muchos mensajes de nuestros usuarios preocupados ante esta situación, por lo que una de las principales recomendaciones que hemos difundido es ponerse en contacto con el casero para negociar un plan de facilidades que permita al inquilino permanecer en la propiedad, así como que el propietario no pierda los ingresos por cesar la renta de su inmueble”, indicó a Forbes Roberto Esses, director general del portal inmobiliario Vivanuncios.

Debido a la contingencia en el último mes se han perdido 346,878 empleos en México (Foto: Pixabay)
Debido a la contingencia en el último mes se han perdido 346,878 empleos en México (Foto: Pixabay)

Otra alternativa para Roberto Esses sería condonar uno o dos meses, o bien, fijar a plazos el pago de las rentas como si se tratara de meses sin intereses.

Si se logra llegar a un acuerdo con el arrendador, es importante que éste sea redactado en la forma de un contrato, firmado por ambas partes y que cada miembro del acuerdo conserve una copia. Así cada quien estará protegido legalmente en caso de que se presente un conflicto.

Si es posible, busca asesoría legal para protegerte ante cualquier malentendido con el fin de que ambas partes, tanto el casero como el inquilino, queden satisfechos”, agregó Esses.

¿Y si vivo con roomies?

En caso de que compartas tu vivienda y alguno de ellos no pueda costear la renta, Marco Torres, gerente de Operaciones de la plataforma inmobiliaria Homie, también señaló a El Economista que lo mejor es platicar con el casero para llegar a una posible solución.

Destacó que si la relación es muy buena, se puede hacer una cooperación entre los habitantes, como en modo de solidaridad, donde incluso se podría acordar una reducción de renta debido a que uno de los miembros no puede continuar pagando sin tener que dejarlo fuera del inmueble.

Lo más recomendable es contactar a tu casero y negociar un plan de pagos (Foto: Archivo)
Lo más recomendable es contactar a tu casero y negociar un plan de pagos (Foto: Archivo)

“Si se termina una renta, al final del día hay muchos afectados, no sólo los inquilinos por tener que buscar un inmueble, del lado del propietario es quedarse sin un ingreso y posiblemente durante estos meses no consiga tan fácilmente reactivar su renta”, advirtió.

Torres enfatizó que en esta época de crisis es cuando más empatía debe haber tanto por parte de inquilinos como de propietarios para dar un apoyo mutuo sin ser abusivas ambas partes.

Solicitar un adelanto de nómina

Si uno de los habitantes de la vivienda cuenta con un empleo estable y percibe su nómina a través de una entidad financiera, puede optar por solicitar un adelanto de salario, un préstamo que las entidades bancarias ofrecen a sus derechohabientes.

A través de este préstamo se puede solicitar que el banco otorgue una suma de dinero equivalente al total o a un porcentaje de la nómina que el cliente cobra, con la ventaja de que este puede ser pagado a plazos o completamente, cuando se cuenten con los recursos suficientes.

Usar las tarjetas con cautela

Si no presentas una deuda mayor previa, los créditos son una buena opción (Foto: Cortesía/Coru.com)
Si no presentas una deuda mayor previa, los créditos son una buena opción (Foto: Cortesía/Coru.com)

En el caso de que los inquilinos hayan encontrado su vivienda en una app inmobiliaria, los arrendatarios tienen la opción de pagar con sus tarjetas de crédito, siempre y cuando no las tengan saturadas.

Lo anterior permitirá que pueda usar las herramientas tecnológicas que tenga a la mano como las aplicaciones bancarias o la banca en línea

Tramitar un préstamo bancario

Aunque no es recomendable adquirir una deuda durante una situación económica inestable, esta es una buena opción si la prioridad es cubrir el pago de renta y contar con un espacio donde resguardarse durante la contingencia.

Las entidades financieras ofrecen préstamos personales, los cuales sirven para cubrir gastos en emergencias como la pérdida de empleo.

“Estamos pasando por una situación complicada en nuestro país, sin embargo, estamos seguros de que esto pasajero, por lo que otra de las recomendaciones para los inquilinos es cuidar sus finanzas durante estos meses de contingencia y evitar gastos superfluos por la ansiedad que podamos presentar”, concluyó el directivo de Vivanuncios.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Cuatro alternativas para negociar deudas de tarjeta de crédito durante la contingencia por coronavirus

Cómo hacer un presupuesto para sobrellevar la crisis del coronavirus

Infonavit: qué hacer con el crédito si perdiste tu empleo o tu empresa se encuentra en paro técnico por coronavirus

La nota Qué hacer si ya no puedes pagar la renta debido a la contingencia por coronavirus salió publicada en Infobae

Deja una respuesta

Cerrar menú