Los equipos ‘B’, molestos con las quejas de McLaren y Renault

Redacción

En Australia, y también en Bahréin, se habló de la estrecha vinculación entre equipos oficiales y fabricantes pequeños que ha ayudado a Haas o Toro Rosso a crecer en 2019 con la ayuda de Ferrari y Red Bull, respectivamente. La F1 no obliga a un constructor a diseñar todas las piezas de un monoplaza y es posible encontrar suministradores en la propia parrilla, algo que despierta recelos en Renault y McLaren, quienes se han encontrado con competencia entre los teóricos equipos pequeños.

Zak Brown, CEO de McLaren Racing, al respecto: «Creo que por cómo ha crecido el deporte, se ha permitido a los equipos hacer negocios, de alguna forma, con otros equipos. Nos gustaría que se volviese a los orígenes más puros del constructor. Han hecho un buen trabajo, sabemos que las reglas lo permiten así que lo que han hecho es excelente, pero nos gustaría ver a todos siendo un poco más independientes y yendo hacia delante». Abiteboul, de Renault, expresó su descontento en Melbourne a la espera de que la FIA defina el reglamento de 2021.

Eso ha provocado la respuesta de los teóricos ‘equipos B’. Franz Tost, de Toro Rosso: «Si un equipo de fábrica se queja porque los equipos pequeños son más rápidos y mejores, simplemente no ha hecho su trabajo de forma correcta. En Toro Rosso tenemos la caja de cambios de Red Bull del año pasado, la suspensión trasera del año pasado y partes de la delantera, aunque la mayor parte la hemos desarrollado nosotros. Si Toro Rosso es competitivo es fundamentalmente por la fantástica unidad de potencia que tenemos de Honda. Parece que otros no han hecho tan buen trabajo, y no deberían quejarse, deberían hacerlo».

Más directo es Gunter Steiner, de Haas, el cuarto equipo de 2019 por rendimiento en clasificación: «Dejadnos en paz, dejadnos trabajar. Deberían ver sus oportunidades en vez de intentar quitarnos algo a nosotros. No lo inventamos nosotros. Red Bull, Toro Rosso, Haas o Ferrari no se han inventado esto. Estaba ahí, lo cogimos, y si ellos quieren también pueden hacerlo». Fred Vasseur, de Alfa Romeo, prefiere señalar al libro de normas: «Hay unas reglas, jugamos un juego limpio. No me importa lo que piensen los demás, trabajamos mucho para ajustarnos a las normas y hacerlo lo mejor que podemos, y eso es todo».

Ver más en https://as.com/motor/2019/04/05/formula_1/1554439632_283890.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Cerrar menú