Lo que todavía no sabemos (y lo poco que sí) sobre el misterioso Virus Wuhan
Lo que todavía no sabemos (y lo poco que sí) sobre el misterioso Virus Wuhan

Tecnología

El incipiente virus Wuhan está causando un comprensible revuelo: a pesar de que los afectados se cuentan por cientos y los fallecidos alcanzan casi la veintena, sabemos muy poco sobre él. Esto alienta los miedos y la preocupación.

¿Hay razón para ello? Desde que apareciera en diciembre del año pasado, el virus parece haberse extendido poco a poco. Pero no conocemos su verdadero potencial o virulencia. La OMS está todavía decidiendo si lanzar la emergencia de salud pública a nivel internacional o no. Mientras tanto, el mundo sigue haciéndose preguntas.


El virus Wuhan, ¿es muy virulento?

Esta es probablemente la mayor incógnita sobre el 2019-nCoV, como se denomina el virus. No sabemos cuán virulento es. Hay que distinguir virulencia con letalidad o peligrosidad. La virulencia habla de su potencial de transmisión y expansión. Los virus más peligrosos son virulentos y letales.

Por lo que parece, el virus Wuhan se transmitiría solo en contacto muy directo. Esto supone una barrera para su virulencia

Por lo que parece, el virus Wuhan se transmitiría solo en contacto muy directo. Esto supone una barrera para su virulencia. No obstante, no lo sabemos con seguridad. Es más, a pesar de que solo son unos 600 los casos confirmados, en realidad podríamos estar hablando de miles de casos de contagio, tal y como han señalado algunos expertos.

Avalando esta hipótesis, tenemos información sensible como el caso de un solo paciente que ha contagiado a catorce personas. En definitiva, no conocemos su virulencia debido principalmente a la lentitud de información procedente de China, famosa por su hermetismo. Como casi todos los casos se han dado dentro de el país, falta información para determinar la virulencia, algo que está retrasando la determinación de un estado de emergencia, si es que fuera necesario.

¿Es muy letal el virus 2019-nCoV?

Lo cierto es que tampoco lo sabemos. De nuevo, el hecho de que la mayoría de los casos se hayan dado en China, y contando con solo 17 muertes dentro del país, al menos oficiales, no nos permite saber cuán letal puede llegar a ser. Por el momento, y en acuerdo con dichos datos, casi todas de pacientes mayores y/o enfermos.Fuera de China no hay datos de letalidad ya que los contagios son muy escasos por el momento.

coronavirus

La hipótesis más plausible es que el 2019-nCoV tiene una tasa relativamente baja y pocas sospechas de ser especialmente peligroso. Para complicar más las cosas, la sombra del síndrome respiratorio agudo grave (el SRAG), que causó 348 muertes confirmadas y más de 5 000 contagios solo en China, ha provocado una respuesta inmediata de cuarentena y contról por parte del Gobierno chino, lo que complica más la monitorización en este punto del problema.

¿Qué hace el virus Wuhan?

Otra de las grandes dudas: ¿cuáles son exactamente los síntomas, cómo nos afecta, qué nos pasa cuando nos contagiamos? Lo cierto es que no lo sabemos. Todavía no existe un cuadro clínico específico, ni una etiología, ni nada concreto. Tenemos un cuadro de síntomas muy parecidos a otros coronavirus, como la gripe, con fiebre alta, toses, malestar… Pero nos falta un cuadro claro que permita tanto el diagnóstico como el protocolo de actuación, que por ahora es bastante genérico.

¿Qué está pasando en China?

Otra de las grandes cuestiones: no hace mucho nos enterábamos que se han bloqueado las entradas y salidas de Wuhan y otras seis ciudades: Huanggang, Zhijiang, Ezhou, Qianjiang, Chibi y Xiantao. A pesar de que la información sale con cuentagotas, los ciudadanos informan mediante redes sociales como las carreteras, vías ferroviarias y aeropuertos están completamente cerrados. También lo está el paso a pie y no se permite entrar ni salir de la ciudad, que permanece oficialmente en cuarentena.

Esto supone poner en cuarentena a más de veinte millones de personas. En redes se pueden encontrar todo tipo de documentos audiovisuales, desde los cierres de las autopistas a inquietantes hombres vestidos de blanco fumigando las calles, pasando por una ciudad desierta. ¿Qué está ocurriendo? Oficialmente sabemos todavía muy poco.

¿Cuántas personas hay afectadas?

En estos momentos se cuentan más de 600 casos confirmados, sin embargo, no lo sabemos con certeza. No lo sabemos porque no sabemos cuán lejos ha llegado el virus, en primer lugar. En segundo, de nuevo nos encontramos con la pantalla informativa de China. Como decíamos antes, a pesar de los datos oficiales, las estimaciones de algunos virólogos cuentan por miles los posibles afectados.

virus wuhan

También se han registrado 17 fallecidos, casi todos personas mayores o con problemas respiratorios. La gran mayoría de pacientes están dentro de China, pero ya hay, al menos, otros siete países con casos positivos confirmados. Entre ellos están: EEUU, Hong Kong, Taiwan, Corea del Sur, Japón, Macao y Tailandia. También existen otras sospechas, como el caso de una mujer china en Francia, que todavía están por confirmar. Todo esto hace muy difícil saber cuántos afectados hay, realmente. Google ha reunido en este mapa la información oficial más actualizada sobre la geografía de los contagios.

Lo que sí sabemos del virus Wuhan

A pesar de todas las incógnitas, la preocupación está acelerando la investigación sobre este virus. Poco a poco van aclarándose algunas dudas. Aunque todavía quedan muchas cuestiones que contestar, ya podemos resolver las siguientes:

¿Cuándo y dónde apareció el virus Wuhan?

El pasado diciembre se detectó por primera vez a un pequeño grupo de afectados de una enfermedad muy parecida a la gripe o las temidas SARS y MERS. Las primeras pruebas resultaron desconcertantes porque no dieron positivo para ninguno de los virus conocidos.

Con esto en mente, los investigadores comenzaron la búsqueda del nuevo virus. Esto no resulta especialmente sorprendente porque los virus mutan muy rápido y a veces son difíciles de seguir. No está clara la cronología debido al hermetismo de China, pero a los pocos días se secuenció el nuevo virus, que se llamó 2019-nCoV, poniendo a disposición de todos los investigadores la información genética del mismo.

Gracias a esta, monitorizando a las personas con síntomas similares, se pudo hacer una batería de análisis con los que se trazó una reconstrucción de su expansión, comparando los datos genéticos de pacientes y sus movimientos en los días anteriores. Todo apunta a que los primeros contagios tuvieron lugar en un mercado de mariscos y animales vivos de Wuhan, en el centro de China, a finales de diciembre.

¿De dónde ha salido el virus?

Los coronavirus son de los virus más variables, por no usar una palabra técnica, que existen. También se cuentan entre los casos más claros y prolíficos de zoonosis. Zoonosis es el término que indica el contagio de una enfermedad de origen animal. Esto no es nada común puesto que los virus y bacterias suelen ser muy específicos y selectivos para sus huéspedes. Entre las excepciones están, como decíamos los coronavirus, que mutan fácilmente y suelen afectar a los seres humanos, proviniendo de algún animal.

Many Banded Krait 1

En el caso del 2019-nCoV, o virus Wuhan, este demostró desde el principio tener muchas similitudes con los betacoronavirus presentes en los murciélagos. Un reciente estudio comparativo de su genoma ha trazado su posible origen hasta las serpientes, vendidas vivas en algunos mercados de Wuhan. Aunque se pensaba que el virus podría provenir del contacto de las serpientes con los murciélagos, y que habría pasado por las serpientes a los humanos, los investigadores tienen dudas de que esto haya sido así realmente. Lo que sí sabemos es que su origen está en los murciélagos.

Imágenes | Wikimedia, CNN


La noticia

Lo que todavía no sabemos (y lo poco que sí) sobre el misterioso Virus Wuhan

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Santiago Campillo

.

Cerrar menú