Leclerc aprendió la lección y se la devolvió a Verstappen
Leclerc aprendió la lección y se la devolvió a Verstappen

Redacción

Batalla al límite de Leclerc y Verstappen en Silverstone, incentivada por el episodio previo en Red Bull Ring que se saldó con triunfo para el holandés con una pasada al límite de la norma, dejando sin sitio y golpeando rueda a rueda al monegasco en la Curva 3 cuando, eso sí, había ganado el interior. Entonces no hubo sanción, tampoco este domingo en Gran Bretaña en los múltiples encontronazos de estos dos talentos de 21 años, que llegaron a acercarse y apretarse, encerrarse y encararse durante casi una decena de vueltas para que al final tres acciones independientes resultaran decisivas en sus resultados: Max adelantó a Charles en la calle de boxes en dos ocasiones, y luego el de Ferrari terminó subiendo al podio porque Vettel se llevó por delante al Red Bull.

Al respecto, Leclerc confiesa que el toque de Austria lo fue también moral y le ha abierto los ojos a la hora de permitirse más agresividad en la pista: «No es nada personal con Max, ninguna revancha. Pero sí, después de Austria me dije que si los comisarios permiten competir así, estoy más que contento en ese sentido. Así lo hice este fin de semana, piloté más duro de lo normal porque es lo que quiere la F1, queremos que se pilote así, es como más entretenemos y es lo que hice en Silverstone».

El espectáculo existió, aunque también es cierto que su SF90 mostró carencias en comparación con el Red Bull, sobre todo en ritmo de carrera: «Fue muy difícil porque nuestro ritmo de clasificación nos permite hacer algunas cosas sólidas, pero en la carrera hay mucho que mejorar. Red Bull parece mejor gestionando las gomas y por eso sufrí manteniendo a Max por detrás tanto tiempo. Pero desde dentro del coche, probablemente ha sido la carrera más divertida desde que estoy en F1. Siempre al límite, pero dentro de las normas, y eso me gustó».

Deja una respuesta

Cerrar menú