Las «casi compras» que podrían haber cambiado la historia de la tecnología
Las «casi compras» que podrían haber cambiado la historia de la tecnología

Tecnología

Si tenemos que pensar en acontecimientos clave que han cambiado la historia de la tecnología se nos pueden pasar por la mente cosas como el envío del primer correo electrónico, la presentación del iPhone… pero más de uno de esos acontecimientos son adquisiciones. Todos tenemos en mente como momentos históricos la compra de YouTube por parte de Google, o Microsoft quedándose con Hotmail. Son momentos en los que el rumbo de una o varias compañías puede cambiar radicalmente, con los efectos notándose a años vista.

Partiendo de esto, resulta interesante investigar aquellas compras que casi llegaron a hacerse pero no llegaron a buen puerto. A lo largo de las últimas décadas ha habido varios intentos de compra de grandes servicios y empresas que, de haberse llevado a cabo, habrían cambiado la historia para siempre. Echemos un vistazo a estas casi-compras.

Blockbuster pudo comprar Netflix, pero cometió el error de no hacerlo

Blockbuster

Cuando todavía era un servicio de alquiler de películas en DVD por correo, Netflix no lo estaba pasando demasiado bien. La idea de negocio de la compañía iba bien, pero no daba para conseguir que la compañía fuese rentable. Así que allá por el año 2000, después de que Amazon rechazara comprarles, consiguieron tras varios intentos agendar una reunión con los altos ejecutivos de la cadena de videoclubs Blockbuster.

A pesar de los obstáculos (Blockbuster agendó la reunión con muy poca antelación a propósito para que no pudieran llegar a tiempo), los fundadores de Netflix tenían buen definida su propuesta: que Blockbuster adquiriera Netflix por 50 millones de dólares. Así se combinarían los negocios de las tiendas físicas con el de enviar las películas por correo, aunando esfuerzos y obteniendo más beneficios creando una compañía más grande.

Pero cuando John Antioco escuchó la propuesta tuvo que hacer esfuerzos para no reírse a carcajadas ante los responsables de Netflix. Ni siquiera hubo contraoferta, Reed Hastings y los suyos tuvieron que irse con las manos en los bolsillos. Fue quizás el mayor error de Blockbuster: la cadena de videoclubs declaró su bancarrota en 2010 mientras que Netflix se valora hoy en más de 154.000 millones de dólares.

Apple quiso hacerse con Dropbox

Dropbox

Dropbox fue uno de los primeros servicios de almacenamiento de ficheros en la nube, y uno de los responsables de que la gente entienda lo que es ahora mismo una «carpeta en la nube» que se sincroniza con todos nuestros dispositivos. Y hace unos cuantos años fue el objetivo de Steve Jobs.

En esa época Apple buscaba reformular sus servicios en la nube tras el fracaso de Mobileme, y los algoritmos de sincronización de Dropbox eran una solución perfecta. Steve hizo los deberes e hizo una oferta que creía irrechazable: ofrecerles 800 millones de dólares en una época en la que Dropbox por sí sola iba a alcanzar sólo una octava parte de ese dinero en ingresos anuales. El cofundador de Apple quería hacerles ver que por sí solos no llegarían lejos, y que aceptar esa oferta para integrarse en el ecosistema de la compañía era lo más razonable para ellos.

Pero no, los responsables de Dropbox no aceptaron la oferta. Steve Jobs se quedó patidifuso, y les advirtió que en ese caso Apple iba a ir a por ellos. Y se intentó con iCloud, pero no consiguieron eliminar esa competencia. A Apple le va bien con su iCloud Drive y sus excelentes resultados financieros, y Dropbox disfruta de una valoración de más de 7.100 millones de dólares.

Facebook se ofreció a MySpace por 75 millones de dólares… y luego por diez veces más

Myspace

En 2005, una época de comienzos y dificultades para Facebook, Mark Zuckerberg y el CEO de MySpace Chris DeWolfe se reunieron. Mark puso una propuesta encima de la mesa: Que MySpace adquiriese Facebook por 75 millones de dólares y ambas redes sociales se fusionaran en una sola. DeWolfe rechazó la oferta.

Tan sólo unos meses después, en el mismo año y después de que News Corp adquiriera MySpace por 580 millones de dólares, Mark volvió a reunirse con DeWolfe y repitió la misma propuesta pero multiplicando por diez el precio de la compra: 750 millones de dólares. DeWolfe rechazó la oferta de nuevo y Mark se fue con las manos en los bolsillos.

Fueron dos negativas que deben reconcomer a DeWolfe todas las noches: MySpace no funcionó, News Corp se la quitó de encima vendiéndola por sólo 35 millones de dólares y ha acabado merodeando entre varias compras más. Mientras tanto, Facebook y sus servicios (Instagram, WhatsApp), disfrutan de posiciones líderes en todo el mundo y la compañía es valorada en más de 620.000 millones de dólares en bolsa.

Facebook intentó comprar Snapchat

Facebook Snapchat

A principios de la década pasada, Facebook empezó ver en sus estadísticas que los jóvenes dejaban de utilizar la red. En ese entonces, una de las soluciones era directamente adquirir aquellas redes a donde las nuevas generaciones estaban emigrando. Una de ellas era Snapchat, así que Mark Zuckerberg no se andó con tonterías y ofreció la suma de 3.000 millones de dólares por ella. Para comparar, la compra de Instagram se hizo por «sólo» 1.000 millones.

Evan Spiegel, el CEO de Snapchat, rechazó la oferta creyendo que por sí sola iban a convertirse en una gran compañía. Cinco años más arde, Zuckerberg hizo una nueva oferta. La negativa de Spiegel fue tan fulminante que ni siquiera hubo tiempo a hacer una propuesta formal con un precio de compra fijado. A día de hoy, Snapchat se valora en más de 25.000 millones de dólares.

Facebook intentó hacerse con Twitter

Twitter

La cúpula de Twitter estaba convulsa en 2008. Su cofundador, Jack Dorsey, acababa de ser expulsado del puesto de CEO para ceder la batuta a los otros cofundadores Evan Williams y Biz Stone. Mark Zuckerberg, aprovechando ese momento de fragilidad, invitó a esos dos responsables de Twitter a una reunión.

El objetivo de esa reunión, habrás adivinado ya, era para ofrecerles que Facebook comprara Twitter. El CEO de Facebook les argumentó que ambas redes sociales tendrían un futuro muy provechoso unidas, y que ya tenía en la cabeza planes para que Facebook evolucionara utilizando más el concepto de Twitter que no lo que había hecho con Facebook hasta la fecha. El ejecutivo terminó con un simpático aviso: si no aceptaban la oferta, Facebook crearía un clon de Twitter para hacerles una cruda competencia.

La puja que Zuckerberg puso encima de la mesa fue inicialmente razonable para los cofundadores de Twiter: 500 millones de dólares. Pero tras pensarlo, Williams y Stone rechazaron la oferta. Lo explicaron más tarde en un comunicado interno, diciendo que Twitter era una compañía que podía aspirar a ser más y que ninguna competencia podría llegar a neutralizarles completamente.

Twitter tiene sus problemas en la actualidad, pero es valorada en casi 26.000 millones de dólares. Mucho más de esos 500 millones que llegó a ofrecer Facebook en su día.

Google estuvo a punto de absorber Yelp

Yelp

Esta compra está envuelta en cierta intriga todavía años después de que casi se hiciera realidad. Ocurrió a finales de 2009: Google y Yelp estaban en las fases finales de un acuerdo de compra por 550 millones de dólares. Pero cuando todo parecía que iba a oficializarse, el CEO de Yelp Jeremy Stoppelman decidió echarse atrás.

Años más tarde, el mismo CEO comentó con Business Insider los detalles de ese intento de compra. En plenas negociaciones, Jeremy recibió una llamada de Steve Jobs, quien le dijo que no diera el paso criticando la política de Google (era la época de furia del cofundador de Apple tras el lanzamiento de Android), y defendiendo que Yelp era una gran compañía que empeoraría en manos de los de Mountain View.

La compra no se hizo, y curiosamente ahora Yelp es uno de los servicios que está integrado con los mapas de Apple. La compañía está valorada ahora mismo en más de 2.000 millones de dólares.

WhatsApp casi acabó en manos de Google

Whatsapp

La compra de WhatsApp por parte de Facebook es sin ninguna duda una de las adquisiciones más sonadas de la historia de la tecnología, pero podría haber acabado de una forma muy diferente. Escasos días después de que Mark Zuckerberg lanzara la primera oferta de compra al CEO de WhatsApp Jan Koum, éste recibió una llamada de Larry Page. El CEO de Google intentó convencer a Jan de que no se vendiera.

Y no sólo eso: algunos medios reflejaban que Google les hizo una oferta de compra mayor de la que hizo Facebook: más de 20.000 millones de dólares. Pero según esas mismas fuentes, Koum prefirió inclinarse por Facebook porque su oferta incluía pasar a formar parte del consejo de administración de la red social.

Hoy en día, WhatsApp forma parte de Facebook y se mantiene como plataforma independiente.

Microsoft tenía intenciones de comprar Yahoo

Yahoo

Hace doce años, un Steve Ballmer que aún era CEO de Microsoft quiso quedarse con otra gran compañía de la época: Yahoo. Así que el ejecutivo se reunió con el entonces CEO de Yahoo Jerry Yang y le presentó una oferta de 45.000 millones de dólares. Yang enseñó la oferta a su consejo de administración, y tras estudiarlo… la rechazaron por «devaluar» a Yahoo.

Podemos considerar que fue uno de los múltiples errores que ha tenido la compañía desde hace años. En la actualidad Yahoo sigue devaluándose y desapareciendo de la memoria de muchos internautas.

Yahoo quiso comprar Facebook

Zuck

Yahoo también tuvo sus buenos intentos de adquirir otras compañías, y uno de esos intentos tenía como objetivo hacerse con Facebook. Sucedió en Julio de 2006, tal como recordaron desde Business Insider. En ese momento Mark Zuckerberg declinó la oferta, argumentando que tenía muchos planes para hacer crecer la red social y que venderla truncaría todos esos planes.

Zuckerberg tuvo la posibilidad de ganar 1.000 millones de dólares por esa venta (esa es la oferta que le hicieron) pero prefirió seguir trabajando para hacer de Facebook lo que es ahora. Fue arriesgado pero adecuado, porque ahora Facebook es el mastodonte de las redes sociales y la fortuna de Zuckerberg se calculaba en más de 70.000 millones de dólares el año pasado.

Motorola podría haber comprado Huawei en 2003

Moto Z2 Force

Esta noticia es bastante reciente, aunque detalla un intento de adquisición que ocurrió en 2003. En esa época, más de cuatro años antes de la presentación del iPhone original, Motorola estaba interesada en adquirir Huawei por su tecnología de redes de entonces. Se convocaron reuniones, se celebraron negociaciones y se pudo un acuerdo de compra de 7.500 millones de dólares.

A finales de 2003, Huawei no formaba parte de la lista de compañías que recibía el apoyo del gobierno chino. Y por lo tanto, una de las exigencias de esa empresa era que Motorola pagase por adelantado gran parte de esos 7.500 millones con la intención de ganar liquidez y seguir haciendo planes de crecimiento. Finalmente, por esa razón, Motorola acabó bajándose del carro. Era mucho dinero por una empresa china que en ese entonces no era demasiado conocida.

La historia nos cuenta el resto: En 2012 Google finalizó la compra de Motorola Mobility por 12.500 millones de dólares mientras que Huawei sobrepasó los 10.000 millones de dólares en ingresos en 2018.

Microsoft intentó comprar Nintendo hace más de 20 años

Switch

Terminamos con un intento de compra que habría cambiado el mundo de los videojuegos para siempre. Corría el año 1999 cuando Microsoft ofreció una oferta de compra a Nintendo por valor de 25.000 millones de dólares. Al parecer desde Nintendo primero creían que era un chiste, pero cuando vieron que desde Redmond no bromeaban lo estudiaron a fondo.

Las condiciones de Microsoft eran duras: Nintendo debía dejar de fabricar sus propias consolas. Todos los juegos de la compañía aparecerían para la XBOX, potenciando así esa plataforma de videojuegos y reduciendo el mercado a una competencia principal entre la XBOX y la PlayStation de Sony.

Al final, Nintendo declinó la oferta considerando que desde Microsoft no tenían la suficiente experiencia en el mercado de videojuegos como para impulsar las marcas de Nintendo hacia un futuro provechoso.

Imágenes | Charleston’s TheDigitel, Alan Levine


La noticia

Las «casi compras» que podrían haber cambiado la historia de la tecnología

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Miguel López

.

Cerrar menú