El mercado de criptomonedas en la era del SARS-CoV-2
El mercado de criptomonedas en la era del SARS-CoV-2

Shutterstock / PixieMe

En los últimos años el mercado de criptomonedas está viviendo un crecimiento espectacular, con más de 5 500 criptodivisas circulando a nivel mundial.

Bitcoin y sus nuevas competidoras

El Bitcoin (que comenzó a operar en 2009) es la moneda más negociada en el mercado de criptodivisas, con una cuota de mercado superior al 64%.

De enero de 2015 a junio de 2020 ha incrementado su precio cerca de un 3 700%, desde los 265 dólares hasta los más de 10 000, aunque alcanzó su máximo histórico, más de 19 000 dólares, a mediados de diciembre de 2017.

Antes de la crisis provocada por la covid-19, las principales criptomonedas por volumen de negociación eran: Bitcoin, Ethereum, XRP, Bitcoin Cash, Tether, Bitcoin SV, Litecoin, EOS, Binance Coin y Tezos. La Figura 1 muestra la evolución de sus cotizaciones –Bitcoin situado en el eje derecho–.

Figura 1. Elaboración propia a partir de datos de Coinmarketcap.
Coinmarketcap

Las cada vez más numerosas investigaciones sobre el tema, confirman que la relevancia del mercado de criptomonedas no ha parado de crecer.

En el año 2016 este mercado supuso movimientos de dinero por un importe superior a 12 500 millones de dólares americanos. Según datos de coinmarket, en junio de 2020 la capitalización total del mercado de criptomonedas ha superado los 280 000 millones de dólares.

La Figura 2 muestra la evolución de los precios diarios del Bitcoin y del resto de las criptodivisas más relevantes en 2020, centrando la atención en el mes de marzo, inicio de la crisis mundial generada por el SARS-CoV-2 –Bitcoin situado en el eje derecho–.

imagen.
Figura 2. Elaboración propia a partir de datos de https://coinmarketcap.com/

Impacto de la crisis de la COVID-19 en el mercado de criptomonedas

También el mercado de criptodivisas se ha visto sacudido por la pandemia.

2020 comenzó al alza, los precios de las principales criptodivisas subían y a mediados de febrero alcanzaron máximos. A partir de entonces comenzaron a bajar y hubo un gran colapso el 8 de marzo, con la venta masiva de criptomonedas a causa de la incertidumbre generada por la pandemia.

Entre el sábado 7 y el domingo 8 de marzo de 2020 se perdieron unos 21 000 millones de dólares en capitalización de mercado, al pasar de 251 500 a 230 800 millones de dólares. Seis días después, el mercado ya había perdido prácticamente la mitad de su valor inicial, al caer a 126 056 millones de dólares.

Pese al miedo imperante, con el paso de los meses el mercado se ha ido recuperando, hasta alcanzar, a principios de junio, los 280 000 millones de dólares, un volumen superior al que tenía antes del inicio de la pandemia.

Desde finales de marzo hasta junio, las cotizaciones de las distintas criptodivisas, han crecido en un rango de entre 49 y 126% y las de algunas, como Bitcoin y Ethereum, ya superan a las anteriores al 8 de marzo.

El posible papel de las criptomonedas en las estrategias de inversión

Investigaciones recientes señalan algunas de las funciones que podrían desempeñar las criptomonedas en estrategias de inversión:

  1. Diversificar el riesgo. Al formar carteras integradas por activos financieros de distinta naturaleza se busca reducir, o incluso eliminar, diferentes tipos de riesgo.

  2. Proteger al inversor de los posibles riesgos de otros activos.

  3. Servir como activos totalmente seguros, por lo que los inversores no asumirían ningún nivel de riesgo con ellas.

Ante un mercado tan volátil como el actual, una cuestión crítica sería proponer estrategias de inversión utilizando las criptodivisas como instrumentos de cobertura y/o diversificación durante esta nueva crisis económica.

The Conversation

Las personas firmantes no son asalariadas, ni consultoras, ni poseen acciones, ni reciben financiación de ninguna compañía u organización que pueda obtener beneficio de este artículo, y han declarado carecer de vínculos relevantes más allá del cargo académico citado anteriormente.

Deja una respuesta

Cerrar menú