El mayor rival de Sebastian se llama Vettel

Redacción

Siempre se ha dicho que tu compañero de equipo es tu mayor rival, sin embargo, bajo presión, el mayor rival de Sebastian se llama Vettel. El piloto de Ferrari se desmorona en las situaciones claves y no sólo porque ahora el enemigo esté en casa, que también, sino porque además sigue lastrando viejos fantasmas del pasado con apariencia de errores, que ya castigaron su última temporada obligándole a renunciar al título.

La primera penitencia para Seb de 2018 llegó en Bakú. Tras un arranque idílico el alemán logró la pole en Azerbaiyán y rozando la victoria, se coló a tres vueltas del final destrozando los neumáticos y sus opciones de podio. En Francia perdió el liderato del Mundial tras chocar con Bottas, firmando una remontada que le dejó en la quinta posición. No se esperó a la carrera en la siguiente cita del Mundial, el GP de Austria, y fue sancionado con tres posiciones en parrilla después de estorbar a Sainz en la Q2. Alemania vio su error más absurdo. Un despiste le dejó sin victoria y en Monza, donde se anhelaba el triunfo de la Scuderia, su choque con Hamilton le dejó incluso fuera del podio.

Nadie se olvida de sus cuatro títulos, pero lo malo siempre pesa más, sobre todo, si formas parte  de un equipo donde cualquier gesta es insuficiente. En Maranello quieren, desean, el título y mientras siga cometiendo errores bajo presión, el alemán no podrá volver a alzarse con la corona. Bahréin volvió a sacar a la luz su lucha interna. Todavía sigue coleando el trompo del piloto de la Scuderia en su duelo con un Lewis Hamilton que, precisamente en 2018, también fue quien le llevó al límite. Y ahora no está solo. Bottas y Leclerc también ha llegado, y lo han hecho para quedarse. Aumenta la presión. Quién sabe si también lo harán los fallos…

Ver más en https://as.com/motor/2019/04/02/formula_1/1554234782_799866.html#?ref=rss&format=simple&link=link

Cerrar menú