Chromecast con Google TV, análisis: reinventar un clásico era tan sencillo como añadirle un mando
Chromecast con Google TV, análisis: reinventar un clásico era tan sencillo como añadirle un mando

Tecnología

El nuevo Chromecast por fin es diferente. Siete años después, esta cuarta generación cambia radicalmente su funcionamiento para adaptarse a los nuevos tiempos. No se trata de una mejora estética ni de velocidad, sino de convertirse en un accesorio para el televisor con el que tener un sistema operativo completo, con acceso directo a las distintas aplicaciones y hasta la presencia de mando propio.

Hemos estado probándolo durante estos días y aquí os traemos nuestro análisis del Chromecast con Google TV, un producto que conserva la ideal inicial de convertir cualquier televisor con HDMI en SmartTV, pero ya no requiere del móvil para funcionar. Ahora es un dongle con Android TV y su experiencia de uso ha dado un salto enorme. Os lo contamos.

Chromecast con Google TV, especificaciones técnicas

Estamos ante un pequeño aparato, no muy diferente de las anteriores generaciones. En la parte superior dispone de un HDMI para conectarse al televisor y también cuenta con un puerto USB tipo C, desde el cual se conectará a la corriente. Necesaria para que funcione. El principal cambio lo tenemos con el mando. En el Chromecast con Google TV ya no será necesario utilizar el móvil para enviar el contenido, lo podremos hacer con un pequeño mando. Un añadido que, como luego os explicaremos, cambia por completo la manera de utilizar el Chromecast y lo convierte en un aparato mucho más útil.

Comparativa Chromecast 1gen Vs Chromecast 1ª gen (izquierda) vs nuevo Chromecast con Google TV 4ª gen (derecha)

En el interior de este Chromecast tenemos Android TV, con una capa de personalización. Es lo que la compañía llama Google TV. Por primera vez en la historia del Chromecast, tenemos un set-top box completo, con posibilidad de instalar aplicaciones y acceder a Youtube o Netflix directamente. Adicionalmente tenemos las funciones clásicas de Chromecast, desde enviar vídeos desde el móvil, reproducir llamadas o transferir el audio.

Para mover el sistema se añade un procesador Amlogic S905X3 de cuatro núcleos a 1,9 GHz y una GPU Mali-G31MP2 junto con 2 GB de RAM. Para la conectividad tenemos WiFi 802.11ac y Bluetooth 4.1. Esta configuración es suficiente para soportar hasta 4K a 60fps, HDR, Dolby Vision y Dolby Atmos 5.1.

Fabricado en un 49% de plástico reciclado, el Chromecast con Google TV está disponible en color blanco, salmón y azul, con el mando a juego con el tono elegido. Esta es la tabla de especificaciones técnicas.

Google Chromecast con Google TV

DIMENSIONES Y PESO

162 x 61 x 12,5 mm

55 gramos

CONECTIVIDAD

WiFi 802.11ac (2,4/5 GHz)
Bluetooth 4.1

SISTEMA OPERATIVO

Android TV con Google TV

RESOLUCIÓN

Hasta 4K@60 FPS

4K HDR

FORMATOS DE VÍDEO

Dolby Vision

HDR10 y HDR10+

FORMATOS DE AUDIO

Dolby Digital

Dolby Digital Plus

Dolby Atmos (modo de paso)

PUERTOS

HDMI
Alimentación USB tipo C

MANDO

Dimensiones: 122 x 38 x 18 mm, 63 gr

Sensores: acelerómetro

Conectividad: Bluetooth, infrarrojos

Micrófono: sí, con Google Assistant

Alimentación: 2 x pilas AAA

Compatibilidad: Chromecast con Google TV

PRECIO

69,99 euros

Diseño: pequeño y flexible para esconderse bien detrás del televisor

Chromecast Con Google Tv Televisor

El color es uno de los puntos fuertes del Chromecast. Nuestra unidad era azul, pero también está disponible en blanco y un tono salmón. Tradicionalmente, al estar detrás del televisor, no es algo muy relevante, pero en esta versión el mando va a juego con el color elegido.

Con su diseño aplanado y el asa flexible, es posible conectarlo sin grandes problemas independientemente de la colocación del HDMI de la tele.

Un cuerpo ovalado, una pequeña asa y un conector HDMI en la punta. El diseño del Chromecast no ha cambiado especialmente, pero sigue siendo muy práctico. En la parte central es donde se esconde toda la circuitería, mientras que el asa es flexible para poder doblarse y adaptarse a la hora de conectarlo en el puerto HDMI del televisor. Cada televisor tiene los puertos HDMI en un lado, pero con el Chromecast no tendremos problemas ni con los HDMI laterales ni los traseros.

Diseno Flexible Chromecast

Sí es algo más molesto que todavía requiera estar conectado a la toma de corriente. Al contrario que otros Chromecast, no hemos podido aprovechar el USB del televisor para dar energía a este aparato. Nos ha aparecido un error que el televisor (Sony 55XE-90) no aportaba suficiente energía.

Trasera Chromecast

En la parte frontal del Chromecast tenemos el logo de Google, en la parte inferior el puerto USB tipo C y en la zona trasera encontramos el sensor de infrarrojos para el mando y un botón físico para restaurar el dispositivo.

Un mando: el gran protagonista que cambia la experiencia al completo

Mando Chromecast

Es pequeño, ligero y redondo en la parte trasera. Al tacto es de nuevo suave y pese a no apostar por materiales más caros, la sensación es excelente para su categoría. Para un dispositivo como el Chromecast es muy apropiado.

Antes si queríamos enviar un vídeo al televisor lo que teníamos que hacer es abrir el móvil, abrir Youtube o la app en cuestión, abrir el vídeo y pulsar en el botón de Google Cast. Ahora lo podemos hacer todo con el mando, que es la herramienta a la que estamos acostumbrados para controlar el televisor. El proceso es mucho más común: encendemos la tele con el mando del Chromecast, seleccionamos la app de Youtube y abrimos el vídeo. Nuestros ojos en todo momento estarán pendientes del televisor y la experiencia es prácticamente como si nuestro televisor tuviera Android TV integrado.

Muchos usuarios querían «tener internet» en el televisor, pero no querían depender del móvil para hacerlo ya que en muchos casos su móvil tampoco era lo más cómodo para ellos. Con el Chromecast con Google TV se dice adiós al móvil y toda la orden de reproducción la realiza el propio aparato, si bien sí es recomendable tener el smartphone para que sea más fácil la sincronización con el WiFi de casa. Más allá de la configuración inicial, podremos olvidarnos del teléfono y hacerlo todo a través del mando.

El mando del Chromecast con Google TV cambia por completo la experiencia al eliminar la dependencia con el teléfono. Es muy cómodo, permite encender la tele, dar comandos de voz o acceder directamente a Netflix o Youtube.

El mando cuenta con infrarrojos en la parte superior, Bluetooth, acelerómetro y un botón central de acción, rodeado por una rueda que no es táctil, sino una cruceta de volumen. Tenemos ocho botones de acción para iniciar el Asistente de Google, Netflix, Youtube, un botón de inicio, un botón de micrófono, un botón de atrás, uno para cambiar la entrada y uno para apagar y encender la tele.

Salvo botones con números, tenemos las principales acciones que necesitamos. A la hora de llamar al asistente de voz deberemos mantener pulsado el botón y hablarle. Funciona como en otros dispositivos de Google, aunque nos hubiera gustado ver un mejor micrófono.

Pilas Chromecast

El mando funciona con dos pilas AAA, incluidas en la caja y curiosamente también con un color a juego con el mando y el Chromecast elegido.

Google permite configurar ligeramente el mando. Si mantenemos pulsado el botón de inicio nos llevará a los ajustes, mientras que si mantenemos el de Youtube podremos reasignarlo a otras apps de la casa como Youtube Music o Youtube Kids.

Hdmi Mando

En mi caso he acabado utilizando el mando del Chromecast como sustituto del de la tele. El mando permite sincronizarse con el sistema de la tele y encenderla, cambiar al digital o subir y bajar el volumen. También controlar el volumen de otros dispositivos de audio conectados al televisor.

Experiencia de uso: Google TV es como Android TV pero con más visibilidad para el contenido

Chromecast Menu

No es solo el nuevo Chromecast, su propio nombre indica que estamos ante el Chromecast con Google TV. La compañía lo remarca constantemente, para diferenciarlo de Android TV. Ocurre algo similar con los Pixel, donde no tenemos solo Android, sino la capa de personalización de la propia Google. Con sus añadidos y con un diseño de los menús propio.

Toda la potencia de Android TV, con añadidos ‘made in Google’ para descubrir contenido.

Hasta la fecha, las marcas que trabajan con Android TV no han cambiado casi nada. Google toma la delantera diferenciando su propia versión y en cierta manera anima a que el resto de fabricantes haga lo mismo. Todo sea dicho, el feeling de Google TV es muy parecido al de Android TV.

El funcionamiento es como el de Android TV. Encendemos el Chromecast y en la página principal tendremos en primer lugar recomendaciones personalizadas con series y películas de las principales plataformas. Este es precisamente el punto diferencial de Google TV: hay mucha más presencia de contenido y menos relevancia para las aplicaciones, que tienen su propia pestaña secundaria.

Apps

Chromecast es compatible con todas las aplicaciones de Android TV, sea Plex, Kodi, Disney+, HBO, Prime Vídeo, DAZN o RTVE. El dispositivo tiene una pequeña memoria interna de 8 GB, pero tendremos menos de la mitad para instalar apps. Todo sea dicho, Google quiere que veamos contenido por streaming.

La velocidad de respuesta es muy correcta y el procesador incorporado permite moverse por los menús de manera fluida. El Chromecast con Google TV se calienta ligeramente cuando le damos caña, pero su capacidad está a la altura del tipo de uso que le daremos. A nivel de conectividad, no hemos experimentado problemas pero sí hemos notado que la recepción WiFi está un punto por debajo del que tiene nuestra propia tele. A la hora de cargar vídeos en alta resolución, es algo más lento que el modelo Android TV estándar. Aún así, para la mayoría de usuarios creemos que será suficiente.

Netflix

Entre las opciones tenemos una pestaña de inicio con recomendaciones personalizadas, una fila con los destacados, una fila de aplicaciones instaladas y un apartado de tendencias de Google. Como en Android TV, si mantenemos pulsado uno de los recuadros podremos moverlo de sitio o directamente eliminar la aplicación.

Navegar por el menú de Google TV es ir pasando series, películas y vídeos. Todo gira entorno a ello y podremos hacer clic en un título y darle hacia arriba o abajo para decirle al sistema si nos gusta esa recomendación. También nos ha parecido interesante la pestaña de Colección, donde podremos incorporar el contenido que queremos ver próximamente.

En este afán de descubrir contenido, Google TV añade sincronización con la web Rotten Tomatoes y muestra información de cada uno de los vídeos, con su respectiva puntuación. La integración con servicios como Prime Vídeo, Netflix o Disney+ es excelente, no así con HBO o Movistar+.

Rotten Tomatos

Con el Asistente de Google podemos pedir que ponga cualquier contenido y aunque no especifiquemos el servicio, normalmente elige el correcto. Google acierta casi siempre con nuestra voz y es muy cómodo decirle que ponga cierto vídeo o cierta canción.

Asistente

Para configurar el aparato necesitaremos tener instalado Google Home en el móvil. Desde esa aplicación podremos transmitir el WiFi de casa, enviar cosas desde el móvil o sincronizarlo con otros aparatos que tengamos en casa y sean compatibles con el ecosistema de Google.

Chromecast Aplicaciones

El Chromecast permite sincronizar el sonido del televisor con otros aparatos y sincronizar la música en un sistema multiroom. También nos parece bastante útil el poder enviar fotos a la tele a través de Google Fotos, aunque esto es algo que los anteriores Chromecast ya permitían.

No tenemos por el momento la opción de múltiples perfiles, por lo que si varios usuarios están utilizando el Chromecast con Google TV al mismo tiempo, las recomendaciones se mezclarán.

Resolucion 4k

Para la reproducción de vídeo, el Chromecast con Google TV se equipara el Chromecast Ultra y permite ver vídeos con resolución 4K hasta 60 fps y reproducir contenido HDR con formatos como Dolby Vision.

Esto me parece un añadido importante, pues muchos accesorios para el televisor están limitados al FullHD. También ofrece compatibilidad con sonido Dolby Atmos a través del HDMI, eso sí, todas estas opciones son en función del televisor. Si el televisor no tiene 4K o Dolby Vision, el Chromecast no nos lo dará.

Juegos Chromecast

El Chromecast con Google TV está preparado para expandir sus usos a través del puerto USB C. Además de cargarlo, ese puerto permite conectar un hub USB-C, sin embargo necesitaremos tener una bifurcación porque obligatoriamente debe estar conectado a la corriente. El Chromecast no tiene conexión Ethernet, pero puede añadirse mediante un accesorio oficial.

El catálogo de juegos de Google Play para el Chromecast es muy limitado. Tenemos algunos títulos como ‘Dead Trigger 2’ o ‘Asphalt 8’, pero no diríamos que es un dispositivo para jugar, al menos inicialmente. Para estos títulos no servirá el mando incluido, sino que deberemos sincronizar un mando Bluetooth propio, como por ejemplo el de la Xbox One, que funciona correctamente.

Como ya ocurre con los dispositivos Android TV, en el Chromecast podremos instalar manualmente a través del APK servicios como Game Pass de Xbox. No es fácil instalarlo, ya que no se realiza a través de Google Play, pero sí es compatible como lo son otros dongles HDMI. Respecto a Google Stadia, la compañía explica que hasta 2021 no llegará el soporte oficial.

Chromecast con Google TV, la opinión de Xataka

Chromecast Azul

La llegada de mando era lo que necesitaba el Chromecast para volver a ser una opción interesante. Hoy en día, muchos usuarios ya tienen un televisor con Smart TV, pero con este Chromecast con Google TV se consigue una experiencia suficiente interesante para que sí sea una compra recomendable. Si se dispone de un Smart TV básico, un televisor antiguo o si simplemente no estás contento con el sistema del televisor y quieres cambiar a Google TV, el Chromecast con Google TV es un producto que ofrece grandes alicientes.

Por 69,99 euros, a la espera de jugosas ofertas navideñas, el nuevo Chromecast es un producto muy sólido. Si lo comparamos con su rival directo, el Fire TV Stick 4K de Amazon, tenemos que este Chromecast ofrece un mando cómodo de utilizar y muy agradable. Si a eso le juntamos un sistema operativo tan completo como Google TV, con la gran cantidad de aplicaciones y servicios, creemos que Google vuelve a tener entre manos uno de los mejores accesorios que hoy en día se puede comprar para el televisor.

Google Chromecast

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Google. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia

Chromecast con Google TV, análisis: reinventar un clásico era tan sencillo como añadirle un mando

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Cerrar menú